cuello y escote shutterstock_71128309¿Quieres saber qué hacer con la piel del cuello y el escote? Después de meses ocultando estas zonas ahora que toca enseñarlas nos damos cuenta de que necesitan una puesta a punto. O incluso algo más…

No debemos creer que podemos cuidar de la misma manera dos zonas tan diferntes a el resto del cuerpo. En realidad, muchos productos como sueros o cremas para el rostro, pueden (y deben) aplicarse también en esta zona, donde la piel es menos gruesa que en otras partes del cuerpo, donde el paso del tiempo se hace más acusado. Así que recuerda: no detengas los cuidados de la piel en la barbilla,  es en estas zonas donde también se necesita su ritual diario: limpieza, tonificación, hidratación y, por supuesto, ¡protección solar!

Te proponemos una serie de acciones para cuidar  cuello y escote, para que luzcan bonitos y parezca que el tiempo no les afecta. ¡Atenta!

1 Delatores de la edad

No sólo el cuello y el escote pueden evicenciar el paso del tiempo con unos cuidados no válidos, las manos también a tener en cuenta en este caso y usar para ambas zonas productos anti age.

2 Zona sensible

En la piel del cuello hay menos glándulas sebáceas y casi nada de grasa subcutánea. La piel de esta zona es, por tanto, similar al del contorno de los ojos: ¡finísima! Por lo que hay que cuidarla como zona sensible que es.

3 La temida papada

La falta de tono es algo que  nos preocupa cuando se trata de cuidar el rostro, ¿también debemos preocuparnos cuando esto se produce en cuello y escote? La forma de evitarlo es utilizar productos y tratamientos específicos, estos deben incidir directamente en el mantenimiento de la firmeza.Otro consejo importantísmo es coger hábitos saludables. Entre ellos  mantener una postura erguida tanto al caminar como al trabajar delante de un ordenador.

Truco: a la hora de maquillarte, no cortes la aplicación del maquillaje en la mandíbula con una linea perfecta. Extiende por el cuello hasta que se funda perfectamente con la piel. No queda muy bien el efecto máscara.

4 Totalmente expuesta

El cuello y el escote están expuestos tanto como el rostro a todos los factores que envejecen. Totalmente recomendable una  exfoliación periódica, para mejorar la limpieza y la oxigenación de la piel.

5 Mala postura… peores consecuencias

Una de las posturas más comunes que nos perjudican es como la coger el móvil. Estas malas posturas provocan las odiadas  arrugas de expresión. Las arruguitas de la zona del cuello suelen aparecer a partir de los 30 años. Para retrasar su aparición , es importante proteger la zona desde los 25, es esta edad aproximada en la que comienza el proceso de envejecimiento interno. Siempre es mejor la prevención.

6 Automasaje

Un buen masaje  puede ser el mejor aliado para activar la circulación de cuello y ecote, de forma que los nutrientes lleguen mejor a las células, favoreciendo así a la regeneración de la piel. También es muy buena una dosis de gimnasia facial, peara estas dos zonas, pronuncia la letra x exageradamente unas cuantas veces seguidas cada día.

7 Agua fría, la gran aliada

Aplicar agua fría en la zona del cuello y escote siempre mejora la buena circulación. Intenta, sabemos que no es lo más agradable pero que el último aclarado en la ducha sea con agua fría. ¡Notarás la diferencia!